C.Leylandii (Formas de utilización)

- Para hacer un seto- Se debe plantar a una distancia de 75 cm uno del otro y 65 cm si utilizamos el cultivar 2001. Se pude hacer una zanja e ir metiendo las plantas a esta distancia, o bien hacer pozos individuales y enterrarlos hasta que las primeras hojas queden casi tocando el terreno, así conseguiremos que el seto cubra desde el suelo. Si las plantas son pequeñas conviene ponerles una vara que les haga de tutor para que no se tuerzan.

 

- Para hacer cortavientos- Se procederá de la misma manera que para hacer setos, pero utilizaremos preferentemente la variedad normal, y podemos aumentar ligeramente la distancia de plantación, (hasta un metro entre plantas) porque no nos importa que no quede cubierto hasta el suelo y tampoco se pretende que sea tan tupido como un seto de jardín, no es una plantación decorativa, solo sirve para amparar del viento invernaderos, plantaciones de frutales, casetas de aperos, etc, etc.

 

-Como sistemas de seguridad contra explosiones y cortafuegos- El uso del Cupressociparis leylandii para evitar la propagación de incendios, no está demostrado, pero si es cierto que en fotografías aereas de zonas devastadas por incendios forestales, hay parcelas cerradas con Cupressociparis leylandii,que han resistido el envite de las llamas. Para tal fin recomendamos plantar dos hileras de plantas haciendo dos setos, uno interior y otro exterior, separados entre si al menos dos metros, esto ayuda a conservar la humedad entre ambas hileras y hace que las plantas se consuman sin dar grandes llamas, más bien como si se tratara de la colilla de un cigarro.

 

-La utilización de abonos- En Alemany Viveros recomendamos el uso de abonos de liberación lenta, de esta forma se previene la intoxicación por exceso de salinidad en el suelo. En el momento de la plantación las raíces no deben entrar en contacto directo con el abono, para esto se debe mezclar el abono con la tierra con la que se rellena el agujero.

 

-La utilización de tutores- Es un error muy frecuente apretar demasiado el C. leylandii al tutor y estrangular la planta, hay que tener cuidado, y retirar las ataduras al año siguiente.

 

- Errores frecuentes- Mucho cuidado con la desbrozadora, no les de a las plantas con el hilo. Aunque parezca que tienen la corteza dura, si les hace heridas la planta enfermará y se terminará muriendo.

 x 

Carro vacío