Las hortensias (Hidragea macrophylla).

Se conocen alrededor de 43 especies, casi todas provenientes de China y el sudeste asiático. Son todas de hoja caduca, pueden crecer desde 50 cm a dos metros y son muy apreciadas en jardinería, por su floración abundante desde el mes de Julio a principios de Septiembre.

 

Requiere suelos y agua de riego pobres en cal. Prefiere climas moderados, aunque a la sombra o con algo de abrigo puede soportar calor y frío riguroso. En este ultimo caso deben de ser frecuentes los riegos. También se puede cultivar perfectamente en maceta, incluso en interiores. Las podas se realizaran después de la floración.

 

El color de las flores de las hortensias depende de varios factores, unos son genéticos, es decir depende de la especie y variedad cultivada, pero otros son factores ambientales, así según el tipo de suelo, o el tipo de agua que se utilice para regarlas, el color de las flores de las hortensias puede variar. En tierras ácidas, con ph en torno al 5, las hortensias de flores rojas, pueden volverse azules sobre todo en presencia de compuestos que contengan aluminio, (es especialmente eficaz el sulfato de aluminio). Las hortensias tienen la extraña peculiaridad de acumular el aluminio en los pétalos de sus flores, lo que les proporciona el color azul. En suelos con un Ph mas básico, entorno al 6,5, las flores mantienen el color rojo, que será mas intenso en presencia de hierro.

 

Son plantas fáciles de cuidar si se respetan cuatro factores clave:

 

Cuanto menos cal haya en el sustrato o en el agua de riego mejor.

 

Que sobre todo, cuando están en pleno crecimiento, no les falte el agua, pero que no tengan demasiada para que no se pudran las raíces.

 

Que no se expongan a pleno sol en días de calor severo.

 

4º Ponerlas a cubierto si las temperaturas bajan de menos 4 grados.

 x 

Carro vacío